PARA UNOS GLÚTEOS DE INFARTO

Si quieres tener unos glúteos más tonificados, aquí te decimos algunos ejercicios.

Anímate, no te llevarán más de 20 o 30 minutos al día.

Claves para optimizar los resultados:
  • Disciplina y constancia, realízalos todos los días, o al menos 5 días a la semana. Recuerda solo tú puedes hacer realidad los cambios.
  • Antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios es fundamental que hagas un precalentamiento y estires los músculos que vas a trabajar: Para estirar los glúteos, debes sentarte en una colchoneta, con una pierna adelante y la otra atrás. La de adelante debe estar flexionada, mientras que la trasera debe estar estirada, con la rodilla tocando el suelo. En esta posición tomas el pie de la pierna que está atrás y lo subes lo más que puedas, tratando de tocar el glúteo.

Mantén la posición durante 30 segundos, cambia de pierna y repite el ejercicio. Cuando termines, vuelve a estirar cada pierna 30 segundos más.

Y ahora ya puedes iniciar con tu rutina, que comenzará con los ejercicios más suaves e irá aumentando progresivamente la intensidad:

  1. Puente de cadera: Acuéstate boca arriba, con las piernas flexionadas y los pies apoyados sobre el piso. Estira los brazos hacia arriba, y levanta la cadera, haciendo fuerza con los glúteos para sentir bien el trabajo. Mantén la posición durante unos segundos, baja y repite unas 40 veces.
  2. Puente de cadera con pierna elevada: Este ejercicio es igual al anterior, sólo que esta vez debes elevar una pierna mientras lo haces. La otra pierna se mantiene flexionada cuando levantas la cadera. Repite también 40 veces en total, cambiando de pierna cada 10 repeticiones.
  3. Extensiones de cadera: Apoya la palma de tus manos y tus rodillas en el suelo, como si fueras a gatear como un bebé. En esta posición, debes elevar una pierna a la vez, como si dieras una patada hacia arriba y hacia atrás, hasta llegar lo más alto que te permita el glúteo. Mantén la posición unos 5 segundos, baja y repite 20 veces. Realiza 2 series de 20 repeticiones con cada pierna.
  4. Elevación de cadera, con banca: Para hacer este ejercicio tendrás que usar una banca que te permita apoyar bien los brazos y codos en ella. Ponte de espaldas sobre la banca, apoyando solamente los brazos y mantén las piernas flexionadas. En esa posición, eleva la cadera, apretando siempre los glúteos. Baja a la posición inicial y repite 40 veces.
  5. Sentadillas con peso: Puedes hacer este ejercicio con una barra con dos kilos de cada lado, para empezar. O también puedes sostener unas mancuernas de ese mismo peso en cada mano, a ambos lados del cuerpo. Realiza 40 sentadillas el primer día, y ve aumentando la cantidad de repeticiones y el peso progresivamente cuando sientas que tu cuerpo te lo permite.

Para finalizar la rutina, realiza nuevamente un buen estiramiento de toda la zona, incluyendo también los muslos. Esto te ayudará a que al día siguiente los músculos no te duelan tanto. No debes alarmarte si sientes molestias uno o dos días después de comenzar con la rutina, especialmente al agacharte. Poco a poco los músculos se acostumbrarán, pero no debes dejar de hacer tus ejercicios para glúteos, es la manera de ver los resultados.

Te recomendamos que hagas algunos cambios fundamentales en tu alimentación. Trata de eliminar el consumo de comida chatarra y de gaseosas o bebidas dulces. Y, si puedes, sigue un plan bien organizado, que te ayude a mantenerte motivada.