El cuidado de la piel va mucho más allá de mantener su apariencia suave y tersa.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, por esto la importancia de cuidarla y mantener su apariencia en hombres y mujeres:

Higiene diaria y cuidadosa: La limpieza diaria debe realizarse con productos suaves que no alteren el manto ácido de la piel, que no irriten ni sean muy perfumados, pero ayuden a eliminar la grasa y suciedad acumuladas.

Cremas y aceites hidratantes: Permiten recuperar la humedad perdida y son particularmente útiles si el frío y el viento resecan la piel.

Atención con la ropa: Cuidar la piel de todo el cuerpo implica evitar usar ropa o zapatos con materiales que favorezcan la aparición de hongos por la creación de un ambiente húmedo; o bien que puedan causar heridas o alergias en la piel.

Proteger del sol: Es necesario no sólo porque favorece la prevención del envejecimiento, sino que el exceso puede derivar quemaduras, manchas, marcas y hasta un cáncer de piel. Es importante el uso de protector solar, investiga con tu médico cual es el adecuado a tu tipo de piel, aunque por lo general se recomienda a partir de “factor 25”.

Alimentación: Una buena alimentación es básica para mantener una piel sana. Si bien el consumo de carnes, pescado, pollo son importantes ten en cuenta el consumo de frutas y verduras, alimentos ricos en vitaminas antioxidantes como la A, C y E.

Este  es uno de los más importantes para el cuidado de la piel, ya que previene la degeneración celular, ayuda en el proceso regenerativo en caso de cicatrices y acné además contribuye al aumento del flujo sanguíneo de la piel, mejorando la alimentación del tejido y, con ello, la elasticidad y reducción de las arrugas.

Importancia del sueño: Las células se producen y recuperan su fuerza cuando se duerme, ayudando a mantener una piel en buen estado.

Un buen descanso recupera la piel, la oxigena y disminuye el estrés.

La piel masculina tiene algunas características adicionales:
  • La piel del hombre tiene muchos más pelos (entre 20-80 pelos/cm² mejilla) y además a el rostro se debe hacer una exfoliación permanente por el afeitado de cada día, cosa que no ocurre con la piel femenina.
  • En el hombre hay una mayor producción de grasa, lo que da lugar a acnés más severos y prolongados que en la mujer (en general).
  • El espesor de la piel masculina es mayor debido a que tiene más cantidad de colágeno dérmico.
  • Y, por último, el proceso de envejecimiento de la piel en las mujeres se inicia alrededor de los 30 años y en los hombres, aproximadamente a los 40. Su proceso de envejecimiento llega más tarde, pero avanza con mayor velocidad.

Recuerda si presentas acné severo o constante, manchas o envejecimiento prematuro consulta un profesional idóneo, en Belleza y Salud Corporal encuentras diversos tratamientos para que luzcas una piel saludable, consúltanos:bellezaysaludcorporalcolombia@gmail.com